Repasando nuestros 10 años. Diciembre

“Me siento en el sofá, calentito y me cojo un buen libro …” una campanada ¡dong!, dos campanadas ¡dong! “… y es que, ¿quién quiere estar en la calle con el frío que hace? …” cinco campanadas ¡dong! “… y además, con la tormenta que ha caído, ¡todas las calles están cubiertas de blanco! ¿a quién le puede gustar la Navidad? …” ocho campanadas ¡dong! “… Si no se puede salir a la calle, todo está abarrotado de gente con bolsas de un lado para otro …” once campanadas ¡dong!, doce campanadas ¡dong! … y el silencio “… ojalá estas fiestas pasen pronto”.

Esto que pensó nuestro querido amigo Scrooge es lo que mucha gente piensa cuando llega la Navidad. Menos mal que Marley fue a hacerle una visita que le cambió la vida y gracias a él descubrió el verdadero sentido de la Navidad.

Teatreros, como Marley, ha querido desde su nacimiento sumergir a los más pequeños y a los no tanto, año tras año, en el verdadero significado de la Navidad. Gracias a iniciativas como “SEMBRADORES DE ESTRELLAS” intentamos que estas fiestas tan señaladas sean algo menos consumistas y algo más personales, porque, ¿a quién no le gusta un gran regalo? Pero ¿y si te ofrecen como alternativa el abrazo y la compañía de esa persona que llevas tanto tiempo sin ver?

Creo que después de la cuarentena que hemos tenido que vivir este año la mayoría tenemos clara la respuesta a esta pregunta, pero muchas veces se nos olvida y por eso nos gusta estar ahí año tras año. Porque lo importante no son las comilonas, los regalos o las luces. Porque todas esas cosas sólo sirven para recordarnos lo verdaderamente importante. Porque sólo celebramos, si estamos juntos y hay amor.

Historias como “Hospital Villancico”, “Tú sí que Naces”, “We Will Christmas You”, “Las tres Reinas magas” o “Cuento de Navidad” entre otras, nos han dado la oportunidad de entretener, pero también recordar a la gente del barrio, que hay que mirar más allá del ombligo y ser conscientes del mundo que nos rodea.

Lamentablemente este año no hemos podido hacer nada y todos los teatreros hemos sentido un hueco en una parte muy profunda de nosotros, pero esperamos que pronto podamos volver a la carga y el año que viene podamos volver a celebrarlo todo por dos.

Desde el grupo TEATREROS os deseamos a todos unas muy felices fiestas y como diría nuestra querida Timmy… ¡Feliz Navidad y que Dios bendiga a todo el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *