¡Hasta siempre Momo!

En Teatreros estamos tristes, llega la hora de despedirse de Momo, nuestro proyecto bandera durante casi dos años. Las despedidas son amargas, pero lo hacemos con una gran sonrisa, el último 26 de enero se nos brindó la oportunidad de actuar por última vez y clausurar definitivamente este sueño que hemos vivido juntos.

Todos los teatreros en una foto final

Momo nos ha regalado muchas cosas; nos ha permitido ayudar a mucha gente, miles de euros en entradas completamente destinados a asociaciones sin ánimo de lucro (diversidad funcional, discapacidad, cáncer, niños hospitalizados), 16 representaciones donde hemos recaudado cientos de sonrisas y aplausos que nos llevamos en el corazón; y eso es lo más importante para nosotros que disfrutéis tanto como disfrutamos nosotros haciéndolo, que nuestra felicidad sirva para hacer felices a muchas más personas.

Momo nos ha cambiado la vida como grupo; hemos conocido personas maravillosas que de una forma u otra han participado del grupo, nuevos integrantes y amigos, hemos mejorado como actores y personas, hemos invertido en mejorar nuestros medios técnicos y en amar cada día más el teatro.


Eso no es nada especial, dirá, quizás, algún lector; cualquiera sabe escuchar. Pues eso es un error. Muy pocas personas saben escuchar de verdad. Y la manera en que sabía escuchar Momo era única. Momo sabía escuchar de tal manera que a la gente tonta se le ocurrían, de repente, ideas muy inteligentes. No porque dijera o preguntara algo que llevara a los demás a pensar esas ideas, no; simplemente estaba allí y escuchaba con toda su atención y toda simpatía

Ella se va, pero queda en todos nuestros corazones y nos deja un montón de cosas que estamos deseando compartir con vosotros en próximos proyectos. ¡Atentos en los próximos meses!


¡Adiós, buena amiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *