Hasta pronto, Figurantes

Después de unos meses difíciles y tras mucho pensarlo, hemos decidido decir adiós de manera definitiva a Los Figurantes. Teatreros volverá intentando adaptarse a las medidas de seguridad y con cierta semipresencialidad siempre que nos sea posible. Sin embargo, y aunque nos encantaría, las actuaciones están por el momento canceladas y por lo tanto, tenemos que despedirnos de nuestros queridos Figurantes.

Ha sido un proyecto precioso con el que hemos disfrutado y crecido como grupo inmensamente. La adaptación de la obra original escrita por Sanchís Sinisterra, dándole un toque más castizo y tradicional, nació de las ganas de acercarnos a un público que hasta entonces no había sido el público objetivo de nuestros anteriores proyectos: nuestros mayores.

Siendo conscientes de que la situación en las residencias y centros de mayores es delicada e imposible por el momento que podamos volver a actuar en estos lugares, decidimos poner punto y final a Los Figurantes. Creemos que si no podemos seguir actuando en los lugares en los que queríamos hacerlo y para las personas en las que con tanta ilusión pensamos para llevar a cabo la obra, no tiene sentido continuar.

Pero nos llevamos todas las risas, los bailes de chotis en medio de las funciones, los halagos a nuestros guardias civiles (“hay que ver, qué guapos van estos dos mozos, vamos a hacernos una foto”), los besos y abrazos al finalizar la función dándonos las gracias, las palabras amables de las familias y profesionales de los centros, los comentarios en voz alta respondiendo desde el público a cada frase de los personajes y, sobre todo, los momentos en los que tuvimos la suerte de compartir un rato más íntimo y escuchar anécdotas o historias de juventud que llegaban a la memoria gracias a una canción, un vestuario, unas guirnaldas de verbena… Gracias por todo. Han sido unas funciones muy especiales que guardaremos siempre en el recuerdo con muchísimo cariño (casi casi tanto como el que hemos recibido).

Ojalá sirva como homenaje a todos nuestros mayores: a los que ya no están y a los que seguiremos cuidando. Que la música de la verbena siga sonando siempre y el recuerdo de un grupo de Figurantes deseando tomar las riendas del escenario inunde nuestra mente cada vez que olamos… CHOCOLATE CON CHURROS.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *